La oración durante todo el año por conferencistas, organizadores y quienes asisten a los Simposios Católicos Virtuales así como por los podcasteros, escritores, editores y productores de Juan Diego Network es muy muy importante. Por eso se necesita un ejército de intercesores.


La oración se redobla las semanas antes de un Simposio Católico Virtual y durante el mismo, ya que son momentos muy intensos en los que se libran tremendas batallas espirituales. Esto es esencial, lo hemos vivido de carne propia y la Iglesia a través de los siglos lo ha constatado.


¿Quieres apoyar de la mejor forma a la Nueva Evangelización y la formación de latinos? ¡Ora!